El Primer Mandatario socializa cómo funcionará el mecanismo de semaforización para la fase de distanciamiento social

Quito, Pichincha – Desde el centro de operaciones del Palacio de Gobierno, el presidente de la República, Lenín Moreno, explicó los alcances de la fase de distanciamiento social que comenzará el 4 de mayo, en el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19. Esta etapa funcionará con un mecanismo de semaforización que definirá las restricciones a aplicarse, según lo valoren y definan las autoridades locales.

La valoración de este mecanismo será con los colores: rojo, amarillo y verde. Y para clasificar en qué punto se halla cada cantón, se tomarán en cuenta los siguientes aspectos: la curva de contagio en la zona, la capacidad de hacer pruebas a la población, la infraestructura de salud, el número de atenciones en emergencia hospitalaria y a través de canales digitales. También se considerará la colaboración y disciplina de la ciudadanía.

Las ciudades clasificadas dentro del color rojo mantendrán las mismas medidas que están dispuestas actualmente. Es decir, la suspensión total de actividades públicas y privadas (salvo las de sectores esenciales) y el toque de queda de 14h00 a 05h00 del siguiente día. Sin embargo, a partir del 4 de mayo, en estos cantones se ampliarán los servicios y negocios que hacen entrega a domicilio y tendrán un horario más amplio: de 07h00 a 22h00. Al respecto, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, precisó que en esta valoración también se habilitará el servicio de taxis entre las 05h00 y las 22h00, conforme a la restricción de circulación diaria, según el número de placa. Asimismo, se autorizarán proyectos piloto, por ejemplo, en el sector de la construcción.

En las localidades que se encuentren valoradas con color amarillo, las instituciones públicas y privadas laborarán con un máximo del 50% de su personal. Esto con el fin de evitar aglomeraciones y teniendo como prioridad el teletrabajo. Asimismo, todas las actividades deberán contar con protocolos y mecanismos de supervisión del estado de salud de sus empleados y/o clientes. También, el transporte urbano e interparroquial se activará parcialmente (la ocupación máxima de cada unidad será del 30%), previo estudio del Comité Nacional de Operaciones de Emergencia (COE). Además, se autorizará la movilización en autos particulares dos días por semana, en lugar de uno y estará permitida la atención de consulta externa de todas las especialidades médicas. Incluso, las actividades comerciales en locales podrán funcionar con un aforo máximo del 30% de su capacidad. Mientras, el toque de queda será de 18h00 a 05h00.

Y para las ciudades que estén valoradas en verde, las entidades y empresas podrán trabajar con un 70% de capacidad y en horarios diferenciados. También, se autorizará la atención de consulta externa en todas las especialidades médicas. Se habilitarán los comercios con un aforo máximo del 50% (manteniendo protocolos y medidas de seguridad). Asimismo, se reactivarán el transporte urbano, interparroquial e intercantonal (la ocupación por unidad será máximo del 50%) y el toque de queda será de 21h00 a 05h00.

El Jefe de Estado dispuso al COE que convoque a todos los alcaldes del país –a reuniones virtuales– para explicarles la situación en cada territorio, así como los indicadores que definen la valoración en rojo, amarillo o verde. Adicionalmente, solicitó emitir informes automatizados para que los municipios tomen las decisiones más acertadas y coordinen su labor con los comités de emergencia provinciales. “Con estos insumos, información e indicadores de la situación de cada sitio, serán las autoridades locales, el COE de cada cantón, quienes tengan la última palabra e indiquen si hay o no que iniciar esta segunda fase. (…). Estimados alcaldes cuentan con todo nuestro respaldo para la decisión que tomen”, acotó.

El Primer Mandatario hizo hincapié en que esto no significa que la emergencia haya terminado. Por ello, anunció que a escala nacional se mantendrán las siguientes medidas: aislamiento para mayores de 60 años, máximo cuidado a los niños, cierre de fronteras, prohibición del transporte intraprovincial, prohibición total de eventos masivos y suspensión de clases presenciales en todo el país. Sobre este último punto, informó que las clases en la Sierra continúan bajo la modalidad virtual y en la Costa, arrancarán el 1 de junio bajo dicho esquema. También sostuvo que, hasta el mes de mayo, 950.000 familias recibirán el Bono de Protección Familiar de USD 60. Al respecto, recalcó que este es el momento de profundizar el trabajo en equipo que hacen las autoridades locales, los ciudadanos y el Gobierno Nacional, con el objetivo de vencer al virus.

En esta línea, la ministra de Gobierno puntualizó que esta semana es de vital importancia para establecer los protocolos pertinentes que se aplicarán para ejecutar la semaforización. En este trabajo también participarán las autoridades provinciales y municipales, quienes deberán garantizar el abastecimiento de productos y servicios básicos, como ha sucedido durante el periodo de aislamiento. También señaló que, de ser necesario, el COE nacional asesorará en la elaboración de protocolos para otros niveles de gobierno. De esta manera, desde el 4 de mayo, cada cantón resolverá si cambia la valoración de un color a otro. Esta decisión puede adoptarse en cualquier momento del mes, 48 horas antes de su ejecución y previo conocimiento del COE provincial.

#JuntosEcuador

#ActivadosPorLaSalud

#Covid19                                          

Para mayor información comunicarse con 

Dirección de Relaciones Públicas-Secretaría General de Comunicación


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *